10 iniciativas católicas para el cuidado de la creación

enero 5, 2021

La Iglesia Católica mundial está unida en sus esfuerzos por cuidar de nuestra casa común y evitar los peores efectos de la crisis ecológica y la emergencia climática. Cada día, el clero, la gente común y las organizaciones de todo el mundo cuidan de todos los miembros de la creación.

Las organizaciones juegan un papel especialmente vital en este esfuerzo global. Como parte del Movimiento Católico Mundial por el Clima, cerca de 750 organizaciones miembro lideran sus comunidades para actuar contra la crisis climática.

A continuación hemos destacado 10 Organizaciones Miembro que realizan un trabajo ejemplar en todo el mundo. Haz clic aquí para conocer más sobre las Organizaciones Miembro, y cómo tu organización puede convertirse en una y sumarse hoy mismo a este movimiento.

Iglesias y Minería, la red de iglesias y minería, está integrada por comunidades cristianas, equipos de pastoral, congregaciones religiosas y conferencias episcopales que buscan responder a los impactos y violaciones de los derechos socioambientales causados por las actividades mineras en Brasil, Perú, Chile, Uruguay, Ecuador, Colombia, Honduras, Argentina y Guatemala, dijo Guilherme Cavalli, de Iglesias y Minería.

La red alienta especialmente a las organizaciones y parroquias a poner en práctica sus valores mediante la desinversión de la minería.

Esta postura profética fue respaldada por el documento final del Sínodo sobre la Amazonia, que declaró: «… asumimos y apoyamos las campañas de desinversión de compañías extractivas relacionadas al daño socio-ecológico de la Amazonía, comenzando por las propias instituciones eclesiales y también en alianza con otras Iglesias».

La Red de Solidaridad Ignaciana, cuya sede se encuentra en Estados Unidos,  trabaja para «establecer redes, educar y formar defensores de la justicia social animados por la espiritualidad de San Ignacio de Loyola y el testimonio de los mártires jesuitas de El Salvador y sus compañeros».

A lo largo del año, la red ofrece programas de liderazgo y organiza iniciativas de incidencia, tales como su continua labor en torno a los solicitantes de asilo en la frontera entre Estados Unidos y México.

Anualmente, la RSI organiza el programa Ignatian Family Teach-In for Justice (Enseñanza de la Familia Ignaciana por la Justicia) en Washington, D.C. El evento reúne a más de 2.000 personas en la capital de EE.UU. para incidir en favor de la justicia social católica.

La Federación de Servicio Voluntario Internacional de Organizaciones Cristianas (FOCSIV) comenzó su labor de cambio mundial hace casi 50 años, en 1972. FOCSIV se compone ahora de 87 organizaciones que trabajan en más de 80 países de todo el mundo.

La federación ha contratado a 27.000 voluntarios internacionales y jóvenes en el servicio civil y sigue comprometida con proyectos de desarrollo a largo plazo en la agricultura, la defensa de los derechos humanos y el fortalecimiento institucional, entre otras áreas.

En septiembre, FOCSIV, junto con la Conferencia Episcopal Italiana y otras organizaciones, publicó la «Guía para la Ecología Integral«, que presenta 20 inspiradores estudios de casos que ayudarán a todas las organizaciones a llevar Laudato Si’ a la vida.

«FOCSIV está comprometido con la convicción de la ecología integral», dijo Gianfranco Cattai, presidente de FOCSIV, en la guía.

Maxwell Ikutwa, un joven de la parroquia del Sagrado Corazón de Jesús de Mukumu,
y Emmanuel Musungu Wesonga trabajan en un modelo de vivero forestal diocesano en Mukumu, Kenia.
(foto de CJPC Kakamega))

La Comisión Católica de Justicia y Paz de la Diócesis de Kakamega trabaja todo el año para llevar la justicia, el buen gobierno, la paz y el progreso de la comunidad a toda la diócesis.

La diócesis está organizando numerosos programas en este momento, incluyendo unos 15.000 semilleros de pino silbador en viveros, que también son apoyados por el Fondo Global GreenGrant. Las plántulas ayudarán a las actividades de forestación en la zona.

CIEC, la Confederación Interamericana de Educación Católica, trabaja con sus miembros en toda América para evangelizar a través de la educación, compartir los principios de una educación católica sólida y promover la solidaridad entre sus miembros.

El CIEC ha alentado y ayudado a sus miembros a participar en numerosas campañas de cuidado de la creación, entre ellas la Semana Laudato Si’ y el Tiempo Ecuménico de la Creación de este año.

«Inspirado por Laudato Si’ 13, ‘La humanidad todavía puede trabajar junta en el desarrollo de nuestra casa común’, el FABC-OHD/CCD se esfuerza por llegar a las diversas conferencias episcopales de Asia para poner de relieve el clamor de la tierra y el clamor de los pobres, ya que esta es la realidad en muchos países asiáticos», dijo el Padre Joseph Gonsalves, secretario ejecutivo de la oficina.

«La FABC-OHD/CCD concibe una iglesia verde que adopte un estilo de vida ecológico y fomente una evangelización sostenible para las personas de diversos credos». La oficina vislumbra que la gente de Asia adopte una espiritualidad verde para cuidar de nuestra casa común y ser sensible a las necesidades de los pobres».

Durante el Tiempo de la Creación 2020, Gonsalves escribió un folleto electrónico titulado «Reflexiones sobre ‘Aqua Fons Vitae’. Orientaciones sobre el Agua: símbolo del grito de los pobres y del grito de la Tierra», refiriéndose al documento del Dicasterio del Vaticano para la Promoción del Desarrollo Humano Integral publicado en marzo de 2020. Aqua fons vitae es un término en latin que significa «el agua es una fuente de vida».

La oficina invitó a todos a tomar una inmersión de un mes leyendo el texto del Vaticano, el folleto electrónico de la federación, y emprendiendo acciones.

Si tu parroquia quiere ser más activa en el cuidado de la creación, no busques más que la parroquia de San José y San Antonio en Brisbane, Australia. El grupo de cuidado de la creación de la parroquia trabaja para «responder amorosamente – tanto en la oración como en la acción práctica positiva – bajo la guía del Espíritu Santo» al clamor de la Tierra y al clamor de los pobres y está activo a lo largo del año con diferentes eventos.

El Padre Gerry Hefferan promueve tales acciones y frecuentemente habla de la necesidad de que toda la humanidad cuide de la creación de Dios.

«Es esencial que protejamos la Tierra de la codicia humana», escribió en el último día del Tiempo de la Creación. «Como sabemos, a veces la codicia humana puede tener efectos devastadores. ¿Cómo protegemos el patrimonio, las obras de arte, la espiritualidad y los conocimientos ancestrales de la creación?»

Australia, rodeada por agua, está especialmente en riesgo de sufrir los peores efectos de la crisis climática, entre ellos el aumento del nivel del mar.

«Los católicos sí se preocupan por el cambio climático y están trabajando arduamente para generar soluciones».

Desde 2006, la Alianza Católica por el Clima ha impulsado a los católicos y a las instituciones de Estados Unidos a recordar que el cuidado de la creación y el cuidado de los pobres son principios clave de la fe católica.

La Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos ayudó a crear la alianza hace casi 15 años para ayudar a aplicar en Estados Unidos la Doctrina Social de la Iglesia Católica sobre ecología.

Entre los logros del pacto en los últimos años, éste y sus 19 socios nacionales ayudaron a hacer llegar una carta de más de 125 líderes católicos al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, instándole a apoyar el Plan de Energía Limpia.

«Como católicos tenemos un compromiso con Dios de ser custodios de la creación. Como humanidad estamos vinculados porque a la vez que vivimos en la creación de Dios, somos parte de la creación de Dios. Nuestra casa común ha clamado muchas veces: huracanes, inundaciones, arrecifes moribundos, incendios masivos y sequías que dificultan nuestra capacidad de cultivar alimentos, trastornando vidas y desplazando a millones de personas», dijo Elena Gaona, directora de comunicaciones de la alianza.

«En la Alianza Católica por el Clima, decimos que nuestra misión es inspirar y preparar a las personas e instituciones para cuidar de la creación y de los pobres. La segunda parte es especialmente importante para todo nuestro trabajo porque son las comunidades que viven en la pobreza las primeras y más afectadas por el cambio climático, pero sus hábitos de vida diaria son los que menos contribuyen a la contaminación».

Recientemente, la Universidad Francisco de Vitoria en Madrid ha compartido de forma consistente el mensaje unificador de Laudato Si sobre el cuidado de la creación. Ahora la institución Regnum Christi trabajará aún más estrechamente con el MCMC después de haber firmado un acuerdo formal en octubre.

El documento establece las formas en que la universidad protegerá la creación y mitigará los efectos del cambio climático.

Entre las acciones mencionadas en el acuerdo están los planes para promover la sostenibilidad en los hogares, comunidades e instituciones, y para incidir en el cuidado de la creación dentro y fuera de la Iglesia Católica, un esfuerzo que incluirá pedir a los líderes que cuiden de nuestra casa común y que cuiden de los más afectados por la emergencia climática.

La Coalición por la Justicia Climática es un grupo de sindicatos sudafricanos, sociedad civil y organizaciones comunitarias que se han unido para lograr un «programa de justicia climática transformadora» que aborde la «desigualdad, la pobreza y el desempleo que invade Sudáfrica», según 350 África, que también forma parte de la coalición.

El MCMC África también es miembro, y Bernadette Crewe-Brown representa al MCMC en el ámbito religioso de la coalición.

«Me motiva mi creencia de que un mundo justo y pacífico en el que todos vivan en armonía con nuestra Tierra y con los demás es posible si todos nos escuchamos unos a otros, como dice el Papa Francisco en Laudato Si'», dijo Bernadette.

«La motivación más importante en este momento es una transición energética justa, que incluya la desinversión de combustibles fósiles… Es imperativo que los pobres vulnerables y los pobres afectados por la miseria estén protegidos durante esta transición».

Haz clic aquí para conocer más acerca de las Organizaciones Miembro, y cómo tu organización puede convertirse en una y sumarse a este movimiento hoy mismo..