10 propósitos de Año Nuevo para 2021 para ayudar a cuidar la creación

enero 5, 2021

Durante todo un desafiante 2020, nos mantuvimos unidos en la esperanza.

Esa unidad como un solo Movimiento Católico Mundial por el Clima nos ayudará a congregarnos por Dios y la creación como nunca antes en 2021, «pues sabemos que las cosas pueden cambiar» (LS 13).

Mientras preparas tus propósitos de Año Nuevo, ten en cuenta 10 maneras en que puedes superarte a ti mismo mientras cuidas de la creación de Dios en el nuevo año.

1. Haz más ejercicio

Este encabeza casi todas las listas de propósitos de Año Nuevo y se combina muy bien con la ayuda al medio ambiente.

Por ejemplo, tal vez en lugar de conducir o tomar el autobús, puedes caminar o andar en bicicleta más a menudo. O, si eres capaz, tal vez puedas dar paseos por el bosque o ir de excursión para descubrir más a fondo la creación de Dios.

2. Pierde peso

Otro favorito de siempre que es muy fácil de acompañar con el cuidado de la creación.

Digamos que quieres perder 10 libras. Podrías empezar de a poco, que es la clave para desarrollar cualquier hábito duradero, y crear los «Lunes sin carne», una forma de comer menos carne y más vegetales al menos un día de la semana.

Este nuevo hábito beneficiaría al medio ambiente, ya que la agricultura animal sigue siendo uno de los mayores contribuyentes a las emisiones de gases de efecto invernadero provocadas por el hombre, que según los científicos son la causa de la crisis climática.

Las Hermanas de la Misericordia tienen algunas recetas sencillas basadas en vegetales para ayudarte a empezar.

3. Haz más voluntariado

Buscar formas de retribuir puede estimular un cambio significativo dentro de tu comunidad y en ti mismo.

El Movimiento Católico Mundial por el Clima tiene alrededor de 750 organizaciones miembro en todo el mundo, y probablemente haya una en tu zona que esté buscando ayuda entusiasta.

El Hno. Benedicto Ayodi, director del programas para África del MCMC, celebra participando en una iniciativa de reforestación en Kenya
durante el Tiempo Ecuménico de la Creación, en la que participaron más de 240 organizaciones católicas asociadas.

Consulta el directorio de organizaciones miembro del MCMC para ver si hay alguna organización miembro cerca de ti.

Si no la hay, podrías considerar la posibilidad de ofrecerte como voluntario en línea para una de ellas. En el contexto de la pandemia de COVID-19, docenas de organizaciones se han vuelto más creativas y flexibles con su trabajo.

4. Aprende una nueva habilidad o pasatiempo

Nuevas habilidades y pasatiempos pueden ayudar a mantener fresca nuestra mente.

Haz que el 2021 sea el año en el que finalmente plantes ese jardín que has querido sembrar (inspiración gratis aquí), o el año en el que decidas compostar todos esos montones de restos de comida que han ido al vertedero, filtrando metano -un potente gas de efecto invernadero- a la atmósfera.

MIRA: Aprende a hacer abono con Lauren Turk, fundadora de Fera Zero, una compañía de software de cero desechos (en inglés)

5. Conviértete en la persona que Dios quiere que seas

Este podría ser el propósito más importante de esta lista.

Después de todo, ¿qué puede ser más importante que vivir tu vocación católica y cristiana, cualquiera que esta sea?

«Vivir la vocación de ser protectores de la obra de Dios es parte esencial de una existencia virtuosa, no consiste en algo opcional ni en un aspecto secundario de la experiencia cristiana.» (LS 217)

Un paso concreto que puedes dar hacia este objetivo es unirte a los miles de personas que se han convertido en Animadores Laudato Si’, líderes de la acción católica contra la crisis ecológica y la emergencia climática.

Dircia Belo de Timor Oriental, una nación insular del sudeste de Asia, fue una de las más de 4.000 personas que se convirtieron en Animadores Laudato Si’ en 2020.

Durante la formación gratuita de seis semanas, personas apasionadas de todo el mundo se unirán para aprender sobre las causas de la crisis climática y los mensajes clave de Laudato Si’.

Para finalizar el curso, los animadores pondrán en práctica el liderazgo de sus comunidades mediante la acción por la creación.

Comprométete a trabajar por la creación y contra la emergencia climática: Inscríbete para convertirte en un Animador Laudato Si’ hoy!

6. Lee más

Así como trabajamos con nuestros cuerpos, necesitamos trabajar con nuestras mentes mediante la lectura.

Mientras calculas el tiempo para adquirir conocimientos en el 2021, piensa en añadir Laudato Si’ a tu lista de lectura. Es gratis, en línea, y en casi todos los idiomas.

Lee más:  Laudato Si’: Sobre el cuidado de nuestra casa común

La encíclica transformadora del Papa Francisco ha ayudado a los 1.200 millones de católicos del mundo a entender mejor cómo «todo está conectado» y ha puesto milenios de doctrina católica en el contexto de la actual emergencia climática.

Empieza a leerla – o a releerla – hoy mismo.

7. Intenta conectarte con los demás

Algunas cosas parece que las escribimos todos los años. De verdad quiero rezar más. O realmente quiero unirme a un pequeño grupo y conectar con Dios de forma más intencionada.

Como novedad para el 2021, el Movimiento Católico Mundial por el Clima ha facilitado que todos caminemos juntos en nuestro viaje de conversión ecológica.

El MCMC ha producido un calendario de 12 meses que presenta los momentos clave del MCMC, santos para inspirar nuestro recorrido, y eco-mártires para recordar a aquellos que han dado su vida haciendo lo que Dios nos pide a todos: amar y proteger la creación.

Puedes acceder al calendario de dos maneras:

  • Haz clic aquí para descargar el calendario gratuito en PDF para enero de 2021
  • Haz clic aquí para añadir el calendario 2021 del MCMC a tu calendario de Google

Descarga hoy el calendario gratuito ya que este movimiento comenzará a reunirse regularmente a principios de 2021.

El primer Servicio Mundial de Oración Laudato Si’ tendrá lugar el 15 de enero, en el sexto aniversario de este movimiento.

Miembros de la red del Movimiento Católico Mundial por el Clima asisten a la oración del Ángelus del Papa Francisco el 4 de octubre,
durante la cual Su Santidad agradeció al MCMC por su trabajo en el cuidado de nuestra casa común.

8. Pasa más tiempo con la familia y los amigos

La pandemia de COVID-19 nos ha aislado a todos. Ha sido duro e indescriptiblemente doloroso para algunas familias.

Por eso, en 2021, te animamos a pasar más tiempo con la familia y amigos. Si todavía no puedes reunirte en persona donde vives, programa una videollamada o una llamada telefónica regular con tu familia o amigos.

Y si es invierno en el lugar donde vives, una vez que llegue la primavera, usa ese tiempo de videollamadas para reunirte personalmente con otros, siempre que se ajuste a las regulaciones locales referentes a la pandemia COVID-19.

Realmente nos necesitamos los unos a los otros y a esta comunidad ahora más que nunca. Apóyate en tus seres queridos para que te ayuden en esta época difícil y ten la esperanza de que las cosas cambiarán.

“La esperanza nos invita a reconocer que siempre hay una salida”. (LS 61)

9. Date tiempo para valorar lo que tienes

Tú y este movimiento trajeron gran esperanza al mundo en el 2020.

Claro, todos nos quedamos cortos a veces. ¡Sucede! Somos seres humanos haciendo lo mejor que podemos.

Mira y lee: Top 10 del Movimiento Católico Mundial por el Clima en 2020

Pero incluso mientras nos esforzamos por mejorar, todos podemos sentirnos contentos y en paz con lo que tenemos.

Empieza hoy: Mira este vídeo para que te hagas una idea de todo lo que este movimiento ha logrado este año, y deja que te llene de esperanza sobre lo que puedes hacer en 2021.

10. Pasar más tiempo en la creación

“El mejor antídoto contra este abuso de nuestra casa común es la contemplación”, dijo el Papa Francisco

«Las criaturas tienen un valor en sí y «reflejan, cada una a su manera, un rayo de la sabiduría y de la bondad infinitas de Dios». […]  [Para] descubrirlo […] necesitamos silencio, necesitamos escuchar, necesitamos contemplar».

La contemplación es la clave para entender profundamente nuestro lugar en la infinita creación de Dios. ¿Puedes pensar en un tiempo que pasaste en la creación y deseaste no haberlo hecho? Probablemente no.

En 2021, contempla el vasto regalo que Dios nos ha dado en forma de creación.

«[El Señor de la vida] sigue presente. Él no nos abandona, no nos deja solos, porque se ha unido definitivamente a nuestra tierra, y su amor siempre nos lleva a encontrar nuevos caminos». (LS 245)