Obispo Vicente Ferreira de Brasil: cómo trabajar por la igualdad social

enero 26, 2021

El colapso de la presa minera de Vale en enero de 2019 mató a 270 personas en Brumadinho, Brasil. El incalculable impacto ambiental se sentirá durante años. Se perdieron cerca de 125 hectáreas de bosques, o lo suficiente para cubrir 125 canchas de fútbol.
(Foto: Estadão/Giazi Cavalcante)

“»Entonces dirá el Rey a los de su derecha: «Venid, benditos de mi Padre, recibid la herencia del Reino preparado para vosotros desde la creación del mundo.” (Mateo 25, 34)

“Caminemos cantando. Que nuestras luchas y nuestra preocupación por este planeta no nos quiten el gozo de la esperanza” (LS 244).

El capitalismo neoliberal impone muchas heridas en nuestro mundo. Hace que el tejido de nuestra cultura global sufra tantas lágrimas que ya no acepta parches.

Regularmente escuchamos el clamor de los pobres y el clamor de la Tierra, y luchamos por soñar con un cuerpo sano en un planeta enfermo.

Obispo Vicente de Paula Ferreira

Con la encíclica Fratelli Tutti, el Papa Francisco nos muestra claramente la urgencia de transformar este mundo de una civilización de muerte a una cultura de fraternidad y amistad.

La destrucción de la creación debe causarnos indignación, como esos horribles crímenes sociales y ambientales que la compañía minera Vale cometió en Mariana y Brumadinho, Brasil, y las muchas otras agresiones que se han hecho a nuestro planeta.

En Brasil, el actual gobierno no ha hecho lo suficiente para proteger nuestros biomas y ha apoyado irresponsablemente el extractivismo que sólo piensa en el beneficio económico.

En el caso de Brumadinho, el posible acuerdo entre Vale y el Estado deja muy claro que quien mata no es juzgado y no es responsable del crimen. Duele mucho saber que no se trata de un caso aislado, sino de una forma sistemática de actuar.

La pandemia de COVID-19 ha mostrado, aún más, la profundidad de las heridas de nuestro tiempo. Por eso estamos llamados, como cristianos y personas de buena voluntad, a asumir nuestra vocación de compañeros de Dios en el pastoreo de toda obra creada.

Y no podremos hacerlo si no asumimos un estilo de vida más sencillo y contribuimos al fortalecimiento de innumerables redes de resistencia frente a un sistema que mata, elige y exige.

Encomiamos las actitudes de la iglesia en Brasil, con tantas iniciativas en la lucha por proteger la vida humana y la naturaleza. A través de la Comisión Especial de Ecología Integral y Minería y otras entidades, la iglesia está cada vez más comprometida con una conversión ecológica para todos.

Todos somos hermanos y hermanas, y habitamos una casa común. Es un criterio esencial para la revolución que soñamos que nadie quede fuera y que cuidemos bien nuestra vivienda colectiva.

Si exigimos una vacuna para todos y gratuita, lo cual es muy importante para superar la pandemia de COVID-19, no debemos olvidar que también tenemos que luchar para que cada persona tenga tierra, cobijo y trabajo.

La desigualdad social es una realidad absurda que daña nuestra cultura. Los pobres son nuestros jueces. Ellos participan en nuestro destino aquí, y lo harán al final de los tiempos cuando el Señor diga: «Venid, benditos de mi Padre» (Mateo 25:34).

Fortalezcamos nuestra lucha por la justicia y busquemos construir caminos de ecología integral.

“Caminemos cantando. Que nuestras luchas y nuestra preocupación por este planeta no nos quiten el gozo de la esperanza” (LS 244).

Lee más sobre el clamor de la Tierra en Brasil

Bishop Vicente de Paula Ferreira is the Secretary of the Special Commission on Integral Ecology and Mining for the National Conference of Bishops of Brazil and also the Auxiliary Bishop of the Archdiocese of Belo Horizonte and Brumadinho.

Recibe en tu bandeja de entrada reflexiones e historias conmovedoras como ésta. ¡Únete al movimiento para el cuidado de la creación!

.

Preguntas de Reflexión

  1. ¿Cuáles son los principales retos socioambientales a los que se enfrenta tu comunidad/región y qué iniciativas existen ya?
  2. Al comenzar un nuevo año, ¿qué compromisos pueden asumir tú y tu comunidad para responder realmente al clamor de la Tierra y al clamor de los pobres?

Esta historia fue adaptada del Recurso Laudato Si’ de enero. Este recurso espiritual se produce mensualmente para uso de los Animadores Laudato Si’, los Círculos Laudato Si’ y todos los demás católicos, para ayudarlos a acercarse más a nuestro Creador.

Puedes encontrar el recurso completo, así como las ediciones anteriores, aquí. ¿Tienes una idea para un futuro recurso o una entrada de blog? Envíanos un correo electrónico haciendo clic aquí.