Los católicos encabezan las huelgas por el clima

mayo 29, 2019

El Papa Francisco pidió a los católicos «salir a la calle» y exigir acciones frente al cambio climático.

El 24 de mayo, jóvenes católicos, junto a sus padres, maestros, tías y tíos en más de 100 eventos católicos respondieron claramente a este pedido, uniéndose a 1,5 millones de personas en la huelga mundial por el clima.

Jóvenes manifestándose fuera de la Casa Blanca

Preparando un cartel en Quito

Las huelgas fueron inspiradas por Greta Thunberg, la estudiante sueca de 16 años que ha impulsado un movimiento mundial para exigir acciones frente al cambio climático. Aquí está el video que Greta compartió con el Movimiento Católico Mundial por el Clima, después de su encuentro con el Papa Francisco.

Se trata de acciones de oración y de movilización para abordar nuestros desafíos comunes, porque actuar frente a la crisis climática se basa en el amor que compartimos como católicos.

Cartel para el plantón en Ecuador

Las acciones se extendieron desde a Casa Blanca hasta Roma, desde Nigeria hasta Ecuador y muchos lugares más. Cada grupo incidió a su manera, unidos por un mismo sentir para solucionar la catástrofe climática. Aquí están algunos ejemplos:

  • En Trinidad y Tobago, estudiantes católicos marcharon a la residencia del Arzobispo para entregar una carta, en la que se pedía a la Iglesia tomar acciones climáticas más fuertes
  • En Argentina, una animadora Laudato Si’ organizó una manifestación que incluyó un discurso sobre las acciones climáticas desde el obispado
  • En Nigeria, las escuelas católicas dedicaron un tiempo para una marcha y los niños hablaron sobre la importancia de cuidar la creación

Manifestación en Roma

Los católicos están pidiendo un cambio, y el mundo está escuchando:

  • El Cardenal Peter Turkson, prefecto del Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral de la Santa Sede, celebró el aniversario de la Laudato Si’ con el mensaje La Generación Laudato Si’. . . desafía a las comunidades religiosas y la sociedad civil a una conversión ecológica radical en acción».
  • Los periódicos publican historias como esta para que cientos de miles de personas conozcan más sobre esta realidad.

Tenemos 11 cortos años para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en un 50% o más, y los católicos están alzando sus voces hacia las figuras de poder. La próxima huelga por el clima será el 20 de septiembre. Planifica tu acción visitando el sitio de la Generación Laudato Si’, el movimiento de jóvenes católicos que actúan frente a la crisis climática.

Manifestación frente a la Casa del Estado de Massachusetts en Boston

Los católicos están pidiendo a los líderes mundiales que escuchen tanto el «clamor de la tierra como el clamor de los pobres», como escribió el Papa Francisco en la Laudato Si’. Nuestras hermanas y hermanos pobres y vulnerables son los que más sufren los veranos intensos, los patrones alterados de los monzones y los desiertos que se expanden cada vez más. Las generaciones más jóvenes se enfrentan a un futuro que ninguno de nosotros puede imaginar. Estamos pidiendo que esto se detenga, y el mundo está escuchando.

Las huelgas por el clima son más que carteles y frases. A medida que profundizamos nuestro amor por la creación, cambia la forma en que vivimos, adoramos y en que nos servimos unos a otros. Al combatir el cambio climático, somos “transformados mediante la renovación de nuestra mente,” y aprendemos lo que es “bueno, agradable y perfecto” para Dios. (Rom. 12:2)