La Conferencia Episcopal de Austria desinvierte de los combustibles fósiles

marzo 21, 2019

El Cardenal Christoph Schönborn, Presidente de la Conferencia Episcopal de Austria, anuncia hoy que la Conferencia Episcopal de Austria firmará el compromiso de desinversión del Movimiento Católico Mundial por el Clima.

Cardenal Schönborn

La Conferencia Episcopal de Austria se comprometió a desinvertir de todas las actividades que extraen o producen combustibles fósiles (carbón, petróleo, y gas natural). Esta decisión incluye todas las inversiones financieras de la conferencia episcopal, de todas las diócesis de Austria, y todas las demás instituciones que les competen.

En todo el mundo, las instituciones católicas han sido líderes al tomar acciones concretas para enfrentar la crisis climática. Austria es la tercera conferencia episcopal, después de Bélgica e Irlanda, en anunciar su desinversión de los combustibles fósiles.

Estas conferencias episcopales reunieron a casi 120 instituciones católicas que han desinvertido, incluyendo grandes bancos católicos de Alemania. Éstas más de 120 instituciones católicas son las que lideran en un total global de aproximadamente 1,000 instituciones, las cuales han desinvertido alrededor de $8.5 trillones.

La decisión de Austria surge poco después de una conferencia del Vaticano sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU, la cual mencionó que se necesitan acciones urgentes frente al cambio climático. Hubieron también declaraciones por parte del Papa Francisco sobre el uso de energía, como en su discurso para los directores generales de compañías de combustibles fósiles, en el que resaltaba que “la civilización necesita energía, pero el uso de la energía no debe destruir la civilización!”

El Cardenal Christoph Schönborn, Presidente de la Conferencia Episcopal de Austria dijo, “Los recursos financieros de la Iglesia no deben ejercer una influencia destructiva sobre el clima de nuestro planeta.” El texto completo en inglés de la declaración del Cardenal Schönborn está disponible aquí.

Tomás Insua, director ejecutivo del Movimiento Católico Mundial por el Clima, dijo, “La desinversión de los combustibles fósiles de la Conferencia Episcopal de Austria es una postura profética por la justicia climática. La comunidad católica global está mostrando un fuerte liderazgo en la protección de las personas más vulnerables, quienes exigen de manera urgente un cambio. Tenemos sólo unos pocos años para hacer que descienda la curva de emisiones de gases de efecto invernadero, y este liderazgo visionario de los obispos de Austria es un enorme paso en la dirección correcta.”

Anja Appel, directora de la Oficina de Coordinación de la Conferencia Episcopal de Austria (KOO), dijo “Los cristianos y nuestras instituciones tenemos la responsabilidad de cuidar la creación y trabajar por una justicia global. Pertenecemos a esta parte de la población mundial que genera la mayor cantidad de emisiones de gases de efecto invernadero y por lo tanto, evidentemente, necesitamos combatir su principal causa–el uso de combustibles fósiles. Este gran paso evidencia el esfuerzo coherente de los obispos de Austria para alcanzar las metas del Acuerdo Climático de París.” Las declaraciones completas del Obispo Freistetter y Anja Appel están disponibles aquí.