Reflexión y contemplación Laudato Si’ desde África

abril 6, 2021

Escuchar el clamor de la creación es indispensable para afrontar los momentos difíciles por los que el mundo entero está atravesando actualmente y se ha convertido en una oportunidad para incidir positivamente en África a pesar de las circunstancias.

Con una reflexión bíblica del P. Anthony Makunde en donde nos recuerda que estamos llamados a tomar decisiones deliberadas para mejorar las condiciones ambientales y detener la vulneración de los derechos humanos.

En esta temporada de Pascua en donde celebramos la resurrección de nuestro señor como una victoria, destinada no solo a liberar parte de la creación de Dios, sino a restaurar el universo entero a la armonía original con Dios su creador (2Cor. 5:19).

“Cuando celebramos la resurrección de nuestro Señor Jesús y su triunfo sobre la cruz, también celebramos el triunfo de la creación”.

La celebración de la Pascua se convierte en una llamada urgente de atención para los católicos a trabajar por la restauración de la relación pacífica y armoniosa que compartimos con la naturaleza y que hemos descuidado tanto.

El Papa Francisco nos recuerda que “la vida humana se basa en tres relaciones fundamentales y estrechamente entrelazadas: con Dios, con el prójimo y con la tierra misma” (Laudato Si, 66).

El mes de abril se dedica principalmente a recordar a los activistas ambientales que día a día luchan contra los males que afectan a la creación y a la humanidad especialmente a quienes lograron obtener compensaciones para personas afectadas por la impunidad de las empresas multinacionales, particularmente de combustibles fósiles en África.

Podemos ver la luz brillante traída por el Señor resucitado brillando sobre una sociedad quebrantada y frustrada que ha tomado diferentes medidas en distintos países de África para compartir el amor por la creación tomando como base la Encíclica Laudato Si´.

Jardín de azotea San Judas

Hna. Inmaculada

Jardín de azotea San Judas

Hna. Inmaculada

En Kenya por ejemplo se transformó la azotea del convento de San Judas en un hermoso jardín, tomando la inspiración de San Francisco de Asís dijo una vez: “Empiece por hacer lo que sea necesario; luego haz lo que sea posible y de repente estás haciendo lo imposible ” Logrando el desarrollo de varias especies.

En Zambia los efectos del cambio climático han provocado inundaciones en barrios marginales superpoblados sin un sistema de drenaje adecuado afectando gravemente a muchos zambianos y debido al incumplimiento del gobierno de su deuda en eurobonos se agrava aún más la situación ya que se reduce la posibilidad de acceder a préstamos.

En Uganda la Hna. Inmaculada, siguiendo el eco de su corazón y escuchando el llamado de la madre tierra al convertirse en Animadora Laudato Si ’, cada día vive comprometida con su conversión ecológica para lograr la justicia climática para restaurar el medio ambiente a su pureza original.

En Nigeria se ha creado el círculo de Custodios de la Creación de Dios que es un grupo de 50 miembros que comparten experiencias en su boletín parroquial para educar a los feligreses sobre el clima y animarlos a contribuir a la curación de nuestra casa común.

Para continuar con el cuidado de nuestra casa común, el Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral, junto con el Movimiento Católico Mundial por el Clima y más de 150 socios, lo invita a unirse a la Semana Laudato Si’ 2021. (16-24 de mayo de 2021) donde los católicos se unirán en solidaridad por un mañana mejor.

La Semana Laudato Si ’ con el tema “Celebrando el cambio”, será una semana de celebración, acción y testimonio. Consulte los detalles y los recursos en https://laudatosiweek.org/.