Top 10 del Movimiento Católico Mundial por el Clima en 2020

diciembre 16, 2020

Para muchas personas, el 2020 será un año para el olvido. El mundo no ha visto tanto dolor y destrucción a nivel global en mucho tiempo.

Pero durante estos tiempos difíciles, los católicos todavía tenían mucho que celebrar. El Movimiento Católico Mundial por el Clima celebró su quinto aniversario en enero, y en mayo, cientos de miles de católicos se unieron para conmemorar un aniversario más de la encíclica Laudato Si’.

Durante todo el año, los miembros de la Iglesia que peregrina en todos los continentes encontraron formas de poner su fe en acción y responder al llamado del Papa Francisco en Laudato Si’ a unirse comunitariamente:  «A problemas sociales se responde con redes comunitarias«. (LS 219)

En un año dominado por las crisis en curso, incluyendo el empeoramiento de la emergencia climática, la pandemia de COVID-19, las migraciones masivas y la pérdida de biodiversidad, los fieles se unieron una y otra vez para cuidar de nuestra casa común.

Al mirar el 2020 retrospectivamente, los cristianos de todo el mundo deberíamos tomar conciencia de nuestra unidad y dejar que motive nuestros esfuerzos para el 2021 y en el futuro. «Yahveh está por mí, no tengo miedo, ¿qué puede hacerme el hombre?» (Salmo 118:6) 

A continuación, los 10 puntos más destacados de este movimiento en el 2020, cada uno de ellos representa miles de eventos y acciones tomadas que queremos recordar.

1. El Papa Francisco lidera el camino

En febrero, el Papa Francisco dio una calurosa bienvenida a la junta directiva y a los líderes del Movimiento Católico Mundial del Clima (foto abajo), para conmemorar el 5º aniversario del movimiento. El MCMC se sintió honrado y sumamente agradecido de tener esta audiencia privada, a la que también asistió el cardenal Luis Antonio Tagle, un viejo amigo y miembro del Consejo Asesor del MCMC.

Antes del quinto aniversario de la Laudato Si’, el Papa Francisco hizo un llamado a todos a participar en la Semana Laudato Si’, que se celebró del 16 al 24 de mayo.

También mencionó dicha conmemoración mundial durante el Regina Coeli del 17 y el 24 de mayo, y compartió el inspirador mensaje de Laudato Si’ en sus cuentas personales de redes sociales.

En septiembre y octubre, el Papa Francisco promovió el Tiempo Ecuménico de la Creación inspirando a millones de católicos en todo el mundo.

Inauguró este tiempo por segundo año consecutivo con un poderoso mensaje papal que celebraba «las comunidades de creyentes» que se están «uniendo para crear un mundo más justo, pacífico y sostenible».

En el último día del Tiempo de la Creación, el Papa Francisco agradeció a los cristianos de todo el mundo que dedicaron tiempo a cuidar de la creación de Dios durante esta temporada. En particular, destacó la labor de los cientos de organizaciones y miles de comunidades que conforman el Movimiento Católico Mundial por el Clima.

2. Cientos de miles de personas celebraron la Semana Laudato Si’

En medio de una pandemia que paralizó la mayor parte del mundo, los católicos de todos los continentes superaron obstáculos inimaginables para rezar y reflexionar sobre cómo podemos construir un futuro más justo y sostenible.

Talleres en línea dirigidos por líderes mundiales, incluyendo al Cardenal Peter Turkson del Vaticano  y la artífice del acuerdo climático de París Christiana Figueres, articularon la conmemoración.

Cientos de acciones comunitarias en todo el mundo demostraron cómo los católicos realmente podemos superar cualquier dificultad para cuidar de nuestra casa común e inspirar al resto del mundo.

Particularmente inspirador fue el ejemplo de la Diócesis de Bergamo, Italia.

En ese momento, Bergamo era una de las ciudades más afectadas por la pandemia del coronavirus. Sin embargo, la diócesis invitó a sus fieles a reflexionar sobre Laudato Si’ durante el período de cuarentena a través de videos en línea, enviando un mensaje de esperanza a todos los que sufrían la pandemia. Lee más sobre la Semana Laudato Si’ 2020 haciendo clic aquí.

3. Miles de personas reciben capacitación para liderar en sus comunidades

Alice Kemunto de Nairobi, Kenia

Michael Downs de California, EE.UU.

Dircia Belo de Timor Oriental

Venían de seis continentes diferentes y eran personas de todas las edades. Pero los más de 4.000 líderes que se convirtieron en Animadores Laudato Si’ en 2020 tenían un factor importante en común: estaban preparados para llevar Laudato Si’ a la vida en sus comunidades.

Los Animadores Laudato Si’ son líderes de la acción católica ante la crisis climática y dirigen a sus comunidades para cuidar de nuestra casa común.

Durante su formación, se conectaron con cientos de personas de ideas afines de todo el mundo y estudiaron las causas de la crisis climática y los conceptos clave de Laudato Si’.

Para terminar la formación, los Animadores entraron en acción con sus proyectos finales. Dircia Belo en Timor Leste compartió el mensaje de esperanza de Laudato Si’ e inspiró a cientos de personas de su país a unirse al programa. Germán Lucero y Carolina Campillay plantaron un jardín para una penitenciaría de mujeres en Argentina.

En España, Enélida Hernández trabajó con sus compañeros para implementar Laudato Si’ en todo el plan de estudios de su escuela. Lee más historias de los Animadores Laudato Si’ haciendo clic aquí.

4. Las instituciones católicas lideran un año récord de desinversión

Este año se presentaron las dos mayores desinversiones conjuntas de combustibles fósiles, ya que cada vez más instituciones ponen su fe en acción. En total, en 2020, 89 instituciones de 27 países se comprometieron a desinvertir de combustibles fósiles.

A escala mundial, en junio, el Vaticano publicó su primer conjunto de directrices ambientales integrales.

Por primera vez, la Santa Sede en su totalidad apoyó la campaña de desinversión de combustibles fósiles. El Vaticano recomendó que las instituciones católicas se abstuvieran de invertir en empresas que «perjudican la ecología humana o social (por ejemplo, a través del aborto o el comercio de armas), o la ecología ambiental (por ejemplo, a través del uso de combustibles fósiles)».

En noviembre, el Papa Francisco expresó un mayor apoyo al movimiento que le dice a las empresas de combustibles fósiles que mantengan los combustibles fósiles bajo tierra. Durante la charla de TED Countdown, el Papa Francisco proclamó que todas las personas y organizaciones pueden liderar una transición energética desinvirtiendo de «las empresas que no cumplen los parámetros de la ecología integral«, al tiempo que invierten en empresas que valoran la sostenibilidad y la justicia social.

5. La familia cristiana mundial se une para el Tiempo de la Creación

En medio de las crisis que han sacudido nuestro mundo, la familia cristiana mundial ha despertado a la necesidad urgente de sanar nuestras relaciones con la creación y entre nosotros durante el Tiempo de la Creación.

Del 1 de septiembre al 4 de octubre, los cristianos se reunieron en un tiempo de restauración y esperanza, un jubileo para nuestra Tierra, y descubrieron formas radicalmente nuevas de vivir con la creación al unirse para orar y actuar por nuestra casa común.

Cientos de miles de cristianos e instituciones participaron en más de 1.300 eventos, incluyendo servicios de oración al aire libre y en línea, proyectos de reforestación y la plantación de jardines al aire libre.

A mitad del tiempo de la creación, el Papa Francisco instó a todas las personas a practicar la contemplación para cuidar mejor de nuestra casa común. Lee más sobre el Tiempo de la Creación 2020 aquí.

El director de programas para África del MCMC, el H. Benedict Ayodi, ayuda a dirigir un plan de reforestación en Kenia.

6. Los católicos le dicen al mundo que ‘están con el Papa Francisco’, e inciden por una ‘transición justa’

Mientras los gobiernos de todo el mundo consideraban los paquetes de recuperación económica, el Papa Francisco promulgó una intención de oración que animó a miles de católicos y los motivó a «estar con el Papa Francisco«.

Su Santidad, Francisco, rezó para que el mundo acogiera el «compartir«, no el «saqueo» de sus recursos, y que todas las personas tomaran medidas para proteger los dones de Dios «hoy, no mañana, hoy«.

Al escuchar su intención de oración, miles de católicos firmaron una petición afirmando que estaban de acuerdo: Los paquetes de recuperación económica de la pandemia COVID-19 deben incluir el compartir, no el saqueo, de los recursos del mundo. Lee más acerca de cómo «Estar con al Papa Francisco» aquí.

Los llamamientos de los católicos para una ‘transición justa’ apartada de los combustibles fósiles también se fortalecieron en 2020. El tema fue un mensaje clave del Tiempo de la Creación.

Miles de católicos participaron en cinco seminarios virtuales que ofrecieron consejos y comentarios de destacados expertos regionales.

Los debates pusieron de relieve la necesidad de que el mundo se aleje rápidamente de los combustibles fósiles y adopte una economía de energía limpia que ayude al mundo a evitar los peores efectos de la crisis de la biodiversidad y la emergencia climática.

Dicha transición debería estar especialmente «atenta a las repercusiones en los pobres, en las poblaciones locales, así como en los que trabajan en los sectores de producción de energía», dijo el Papa Francisco en octubre.

7. Los jóvenes muestran el camino

«Los jóvenes nos reclaman un cambio«, escribió el Papa Francisco en 2015 (Laudato Si’ 13). Pero en 2020, los jóvenes hicieron mucho más que reclamar el cambio; ellos marcaron el camino.

Diecinueve jóvenes de ocho países comenzaron el Tiempo de la Creación con un animado servicio de oración ecuménica, dando ejemplo de cómo la familia cristiana mundial podía unirse en ese tiempo. Más adelante en la celebración ecuménica, otros jóvenes dirigieron un seminario web en el que se presentaron historias de éxito y se destacó la necesidad de una acción climática…

Los jóvenes y los miembros de la Generación Laudato Si’ también se adaptaron a la pandemia e hicieron oír sus voces a través de huelgas climáticas en línea durante todo el año, incluido el 25 de septiembre, Día Mundial de la Acción Climática.

Sus esfuerzos contaron con el apoyo de dirigentes de alto nivel de la Iglesia Católica, entre ellos el Cardenal Jean-Claude Hollerich, quien elogió a la «generación que asume la responsabilidad de su futuro«

8. El creciente número de Círculos de Laudato Si’ estimula las conversiones ecológicas

Citando al Papa Benedicto, el Papa Francisco escribió, «los desiertos exteriores se multiplican en el mundo porque se han extendido los desiertos interiores».

Por esta razón,» continuó el Papa Francisco, «la crisis ecológica es también un llamado a una profunda conversión interior.» (LS 217)

Los Círculos Laudato Si’ abordan la necesidad de que todos nosotros experimentemos una conversión ecológica. Los círculos son pequeños grupos que se reúnen regularmente para profundizar su relación con Dios como Creador y con toda la creación.

En 2020, se crearon alrededor de 300 nuevos Círculos, llevando a más de 500 el total de Círculos que están viviendo el mensaje de Laudato Si’ en todo el mundo.

Ese crecimiento gracias al Espíritu Santo representa a miles de personas que están experimentando una conversión ecológica, «dejar brotar todas las consecuencias de su encuentro con Jesucristo en las relaciones con el mundo que los rodea». (LS 217) Haz clic aquí para saber más sobre los Círculos Laudato Si’.

9. Escuchar el canto, el clamor y el llamado de la creación

Los fieles y el resto del mundo pasaron gran parte de este año en alguna forma de aislamiento, permaneciendo en casa o en el distanciamiento social para frenar la propagación de la COVID-19.

Pero el Espíritu Santo unió a los católicos durante todo el año. El MCMC organizó cinco Servicios Mundiales de Oración Laudato Si’ que unieron este movimiento en un momento en el que todos clamábamos por conexión.

De julio a diciembre, este movimiento se reunió para escuchar el canto, el clamor y el llamado de la creación y para conectarse a través de pequeños grupos de discusión.

Cada mes se presentó un continente, y la rotación de los anfitriones dio a los participantes la oportunidad de aprender más sobre esa parte del mundo. Regístrate aquí para los servicios de oración del 2021.

Aún limitados por la pandemia de COVID-19, los católicos encontraron formas creativas de conectarse, incluyendo esta llamada de Zoom de Animadores Laudato Si’ (arriba).

Este año también se celebraron siete Retiros Laudato Si’ en línea, lo que permitió a miles de católicos crecer en su fe y conectarse más profundamente con la creación y nuestro Creador.

10. La consolidación y el crecimiento continuos del MCMC

Gracias al Espíritu Santo que trabaja en todo este movimiento, el Directorio, el Comité Directivo y la Secretaría impulsaron el MCMC en 2020.

Su labor se ha centrado recientemente en garantizar que el MCMC se mantenga firmemente alineado con sus valores, entre los que se incluyen fundarse en la fe católica e impulsarse por la esperanza, y ayudar a toda la red del MCMC a comprender mejor la historia, la identidad y las estructuras de gobierno del movimiento (a principios de 2021 se anunciarán más detalles al respecto).

En febrero, justo antes de que la pandemia de COVID-19 paralizara gran parte del mundo, la Junta Directiva del MCMC tuvo el privilegio de reunirse con líderes vaticanos de alto nivel, fortaleciendo aún más la bendita y vital asociación de la organización con el Vaticano.

La Junta también experimentó una transición significativa, con la transición de la presidencia de Amy Woolam Echeverria a Lorna Gold (anteriormente la Vicepresidenta, actualmente Presidenta en funciones)

Todos estamos enormemente agradecidos por el tremendo liderazgo de Amy durante los últimos seis años del nacimiento del MCMC, mejor ilustrado en esta maravillosa entrada de blog sobre la audiencia con el Papa Francisco, y estamos increíblemente emocionados por los próximos pasos del viaje con Lorna.

La Secretaría del MCMC también siguió creciendo en 2020! Dimos la bienvenida a los nuevos miembros del equipo en Kenia, EE.UU., Irlanda y Ecuador.

Trabajando junto con Dios y los obispos, pastores y laicos que son el rostro de este movimiento, el MCMC desafió al mundo a actuar más rápido y a hacer más por los más pequeños de entre nosotros a medida que la crisis climática empeora en todo el mundo.

El próximo año, 2021, será un año de grandes oportunidades y potencial, y esperamos seguir corriendo con ustedes en este viaje de ritmo rápido y lleno de Espíritu. Lee más sobre los planes para el 2021  haciendo clic aquí.