Los 10 acontecimientos más destacados del 2018

enero 2, 2019

El Movimiento Católico Mundial por el Clima trabaja con personas e instituciones católicas de todo el mundo para cuidar nuestra casa común y avanzar en la justicia climática. Aquí están 10 cosas por las que estamos agradecidos en este 2018.

1: Los líderes de la iglesia piden un cambio urgente

En junio, el Papa Francisco pronunció dos enérgicos discursos dirigidos a la industria de los combustibles fósiles, primero advirtió a los CEO de empresas petroleras que “¡el uso de la energía no debe destruir la civilización!” y después realizó una fuerte crítica a “la sed de ganancia, que no se detiene ante nadie con tal de acaparar depósitos de gas y combustible, sin ningún cuidado por la casa común”. En julio, el Vaticano convocó una conferencia de alto nivel para celebrar el tercer aniversario de la encíclica Laudato Si ‘, donde el Papa Francisco pidió “una acción orgánica y concertada de ecología integral”. En octubre, obispos de los seis continentes emitieron una excepcional declaración conjunta en la que se pedía acciones urgentes y ambiciosas sobre el cambio climático para “poner fin a la era de los combustibles fósiles”.

2: Cristianos se suman al Tiempo de la Creación

El Tiempo de la Creación, es una celebración mundial de oración y acción para proteger nuestra casa común, en este 2018 fue acogido como nunca antes. Los principales líderes religiosos, incluido el Cardenal del Vaticano Peter Turkson, el Arzobispo de Canterbury, el Patriarca Ecuménico Bartolomé y otras personas más, firmaron una  revolucionaria declaración de apoyo para El Tiempo de la Creación. Un servicio de oración de alto nivel en Asís, ciudad de San Francisco, reunió estos líderes. Además, cristianos de todo el mundo celebraron más de 650 eventos, un crecimiento del 35% con respecto al año pasado, varios eventos se llevaron a cabo por primera vez en el Caribe, Medio Oriente y Oceanía.

3: Católicos en Polonia cuidan la creación

Polonia, cuya población es 90% católica, es también uno de los lugares que tiene el aire más contaminado en Europa y fue la sede de la conferencia sobre el clima de la ONU de este año, la COP24. En el período previo a la cumbre del clima, los obispos de Polonia pidieron a los pastores de las 10 000 parroquias del país que oraran por las conversaciones y junto a su invitación enviaron 2 millones de tarjetas de oración para que se usen durante la misa. Esta acción estaba en concordancia con una serie de eventos que duraron un año: una conferencia de alto nivel con el cardenal Dziwisz, amigo cercano del Papa San Juan Pablo II, una visita del presidente de la COP 24 y el Ministro de Emprendimiento y Tecnología a la conferencia del Vaticano sobre la encíclica Laudato Si’ y en los eventos del Domingo de San Francisco se tuvo la presencia del Ministro de Agricultura, obispos y católicos de todo el país. Estos eventos fueron publicados en noticias (como esta y esta) que alcanzaron una audiencia de millones de polacos.

4: Peregrinos alzan su voz por la justicia climática

Peregrinos de La Peregrinación por el Clima caminaron 1 500 kilómetros desde la Plaza de San Pedro hasta la cumbre del clima de la ONU en Katowice, Polonia, para pedir justicia climática. Liderados por Yeb Saño, ex negociador por el Clima de Filipinas, entre los peregrinos se encontraban sobrevivientes del tifón Haiyan, una tormenta vinculada al cambio climático que mató a miles de personas. Los peregrinos compartieron sus historias en muchas comunidades a lo largo de su ruta y fueron recibidos por la jefa de la ONU para el cambio climático, Patricia Espinosa, el Presidente de Austria, el Ministro italiano de Medio Ambiente, Sergio Costa, y más. Sus historias fueron cubiertas ampliamente en la prensa y en las redes sociales (incluyendo esta y esta). Más información aquí.

5: Católicos lideran en la COP24

Las negociaciones sobre el clima de la ONU, también conocidas como COP24, fueron una prueba crucial de la capacidad de la comunidad internacional para trabajar en conjunto por el bien de nuestra casa común. Aunque los resultados de la cumbre no fueran tan ambiciosos como se necesitaba, las voces católicas se destacaron en las conversaciones. En la cumbre, el jefe de delegación de la Santa Sede llevó a cabo una importante conferencia de prensa en la que pedía acciones urgentes y solidarias, mientras tanto CIDSE y CI siguieron los detalles de las negociaciones. Al margen de la COP, la Pontificia Academia de las Ciencias convocó una conferencia de un día entero que trató sobre ciencias del clima, en donde la comunidad internacional católica compartió testimonios y compromisos con el cambio y activistas regionales católicos se unieron en reflexión.

6:  Instituciones de la Iglesia se alejan de los combustibles fósiles

Las instituciones católicas continuaron con su liderazgo profético en el movimiento de desinversión de combustibles fósiles. Más de 50 instituciones católicas, incluida Cáritas Internationalis y bancos católicos con más de € 7,5 mil millones en sus balances, retiraron sus inversiones de la energía sucia. Cáritas India, que estaba en primera fila de las inundaciones en Kerala, la cual desplazó a más de un millón de personas, dijo: “nuestra misión es llevar el amor y la compasión del evangelio a las personas que lo necesitan y para ello debemos alejarnos de los combustibles fósiles que causan tanto sufrimiento “. Esta historia tuvo una amplia cobertura en la prensa (por ejemplo, aquí y acá) y en un video visto por cientos de miles de personas.

7: El Cuidado de la Creación enriquece el Encuentro Mundial de Familias

El Encuentro Mundial de Familias (WMOF), un encuentro internacional con el Papa que se celebra cada tres años, tuvo un nuevo enfoque basándose en la encíclica Laudato Si’ gracias a una asociación entre: WMOF, el Grupo de Trabajo Laudato Si’ del Consejo de Catequesis Irlandés, Trócaire y el MCMC. Con una sección dedicada al cuidado de la creación en el sitio web oficial, un video que preparaba a los peregrinos para viajar de manera sostenible, un jardín de meditación, un espacio de oración, actividades para adolescentes y más, este evento de alto perfil alcanzó nuevas audiencias con el mensaje de Laudato Si ‘.

8:La Comunidad Católica celebra el Día de la Tierra

En más de 700 eventos en seis continentes, las comunidades católicas se unieron por el Día de la Tierra. Las comunidades oraron y aprendieron juntas e incentivaron a los líderes diocesanos a que se comprometan en la protección de la creación. Conoce más aquí.

9: Nuestro movimiento sigue creciendo

En todo el mundo, nuestro movimiento continuó creciendo con católicos comprometidos que tomaron medidas en sus comunidades de base. Desde capacitarse como animador Laudato Si’ hasta participar en un retiro de Laudato Si’ o unirse a los Círculos Laudato Si ’, las comunidades católicas de base encontraron nuevas formas de dar vida a la encíclica Laudato Si’. Al mismo tiempo, las organizaciones miembros del MCMC han continuado liderando la lucha por la justicia climática en sus regiones, desde la Declaración de los Católicos en los Estados Unidos, las agencias de Cáritas que implementan energía renovable, hasta las hermanas católicas que unen sus fuerzas en el cuidado cuidado de nuestra casa común.

10: Liturgical resources bring care for creation into our shared life of prayer

Con recursos hermosos y completos para la Cuaresma, el Adviento, el Día de todos los Santos y el Día de los difuntos, los católicos y las parroquias conectaron el núcleo de nuestra fe con el cuidado de nuestra casa común.

El Movimiento Católico Mundial por el Clima está agradecido de trabajar con una red mundial de personas e instituciones católicas para dar vida a la encíclica Laudato Si ‘. En respuesta a las necesidades de nuestros hermanos y hermanas más vulnerables y en vista del reciente informe del IPCC sobre la necesidad de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en un 40% en los próximos 12 años para mantener el calentamiento global en 1,5 grados, estamos comprometidos en aumentar la ambición y la urgencia de nuestro trabajo en el 2019.

Damos gracias a nuestra comunidad y al Espíritu Santo por los dones recibidos en el 2018 y estamos a la espera de los dones que vendrán el siguiente año.