Top 5: Lo mejor de la Semana Laudato Si’

mayo 28, 2020

Durante la Semana Laudato Si’, cientos de miles de católicos de todo el mundo se reunieron en el Espíritu Santo, para celebrar el quinto aniversario de la encíclica del Papa Francisco sobre el cuidado de nuestra casa común.

En medio de una pandemia mundial que ha dejado al descubierto la injusticia en nuestras sociedades, los católicos nos unimos para rezar y reflexionar sobre cómo podemos construir un futuro más justo y sostenible.

A principios de la semana, se recordaba con crudeza la necesidad urgente de responder al «clamor de la tierra y al clamor de los pobres». En Filipinas, el tifón Vongfong azotó las zonas orientales del país. En la India, Calcuta experimentó el ciclón más fuerte de los últimos treinta años. El calentamiento global aumenta la probabilidad de tormentas de mayor intensidad, con consecuencias devastadoras para «estos más pequeños».

Después del tifón Vongfong, foto Yeb Saño

Estas tormentas obligaron a más de tres millones de personas a abandonar sus hogares y reunirse en centros de evacuación improvisados en medio de la pandemia de coronavirus. El sufrimiento humano causado por estas tormentas ofrece un trágico ejemplo de cómo la crisis climática puede hacer que situaciones que ya son difíciles, se hagan prácticamente imposibles de sobrellevar.

Llenos de compasión por los más vulnerables, iluminados por la urgencia de la crisis y unidos por el Espíritu Santo, los católicos nos reunimos para reflexionar sobre cómo podemos construir un mundo más justo y sostenible.

Aquí están los cinco puntos más destacados de la Semana Laudato Si’.

Papa Francisco

El Papa Francisco lidera el camino

El Papa Francisco ha inspirado a los católicos de todo el mundo con su visionario liderazgo. En 2015, escribió Laudato Si’, ayudando a los 1.200 millones de católicos del mundo a entender mejor que «todo está conectado» y situando milenios de doctrina católica en el contexto de la crisis ecológica actual.

Este marzo, el Papa Francisco invitó a los católicos a unirse a la Semana Laudato Si’.

Al empezar y terminar la semana, el Papa Francisco mencionó la Semana Laudato Si’ durante el Regina Coeli del 17 de mayo y del 24 de mayo. Además, Francisco dedicó su catequesis semanal del 20 de mayo al «misterio de la Creación», invitándonos a reconectarnos con la belleza de la Creación: «Basta con contemplar un cielo estrellado, una puesta de sol, una flor… para reavivar la chispa de la acción de gracias».

A lo largo de la Semana Laudato Si’, las cuentas personales del Papa en redes sociales celebraron la Semana Laudato Si’, desencadenando casi un millón de interacciones con el mensaje Laudato Si’.

Al final de la Semana Laudato Si’, el Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral del Vaticano anunció su Año Especial de Aniversario de la Laudato Si’, un programa de un año de duración para celebrar y acelerar la acción para llevar la encíclica a la vida.

Un gesto de solidaridad en Kenia

Los católicos de todo el mundo se inspiran para actuar

Alrededor del mundo, cientos de miles de católicos celebraron el aniversario de Laudato Si’ y reflexionaron sobre la construcción de un mundo mejor juntos.

Para comenzar la semana, miles de personas se conectaron a un conmovedor retiro de dos días. Para concluir la semana, la familia católica mundial se unió como una sola en el día mundial de oración. Al mediodía, hora local, los católicos de todo el mundo rezaron la oración de la Semana de Laudato Si’ en sus idiomas, creando una ola de oración por la creación y por los más vulnerables del mundo.

Richter Frank-Jurgen, UNclimatechange

Como eventos principales de la Semana Laudato Si’, se realizaron una serie de talleres en línea dirigidos por líderes mundiales de transformación, entre ellos

La Semana Laudato Si’ inspiró a cientos de miles más de personas a través de la cobertura de prensa de todo el mundo, ya que se publicaron cientos de noticias en diferentes idiomas.

Además de los talleres mundiales principales, cientos de acciones locales aportaron significativamente a esta iniciativa. Veamos algunos ejemplos,

  • En Bérgamo (Italia), una de las ciudades más afectadas por la pandemia de coronavirus, la Diócesis de Bérgamo invitó a sus fieles a reflexionar sobre Laudato Si’ durante la cuarentena a través de vídeos en línea, una adaptación creativa a los límites en la interacción social.
  • En Kenia, el obispo presidente de la Conferencia Episcopal de África Oriental plantó un árbol en un jardín público, solidarizándose con las personas de toda la región que han sufrido inundaciones no estacionales y el histórico episodio de langostas, factores ambos que se han visto agravados por el cambio climático.
  • En Brasil, Argentina, España y docenas de otros países, miles de católicos participaron en seminarios web organizados localmente para reflexionar sobre cómo llevar Laudato Si’ a la vida.

En Filipinas y en toda Asia, la Federación de Conferencias Episcopales de Asia animó a los fieles a encontrar juntos esperanza enviando mensajes de WhatsApp sobre la encíclica y la Semana Laudato Si’.

San Pedro, foto National Endowment for the Humanities

Las instituciones católicas lideran la acción

Inspirados por el Espíritu Santo y unidos por la urgencia de lograr un mundo más justo y sostenible, las instituciones católicas lideraron acciones en la Semana Laudato Si’. 

Como auspiciante de la iniciativa, el Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral del Vaticano lanzó una ola de actividades que conmovió a los fieles de todos los continentes. 

151 organizaciones oficiales asociadas, entre ellas el Movimiento Católico Mundial por el Clima, Renova, Caritas Internationalis, CIDSE, Consilium Conferentiarum Episcoporum Europe (CCEE), la Confederación de Religiosos de América Latina y el Caribe (CLAR), el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente y decenas más, se comunicaron con sus redes y organizaron acciones.

Además de los 151 colaboradores oficiales, cientos de instituciones grandes y pequeñas participaron en la iniciativa. Desde la Conferencia de Obispos Católicos de Florida hasta la Conferencia de Obispos Católicos de Australia, pasando por la Pontificia Universidad Católica de Chile y la Fundación del África Meridional, las instituciones católicas estuvieron verdaderamente conmovidas por el espíritu de solidaridad y esperanza que nos une.

Instalación de paneles solares, foto Departamento de Agricultura de EE.UU.

Desinversión

Como parte de la celebración de la Semana Laudato Si’, 42 instituciones religiosas de 14 países anunciaron su desinversión de combustibles fósiles. Hasta el momento, este ha sido el mayor anuncio conjunto de desinversión de instituciones religiosas que se ha hecho.

Los líderes religiosos pidieron a los gobiernos que construyeran una economía más justa y sostenible mientras financian inversiones masivas como parte de la recuperación del coronavirus. El mensaje de estos líderes es claro: Los combustibles fósiles no tienen cabida en un futuro saludable.

Para ilustrar la necesidad de una recuperación justa, la Comisión Episcopal de Justicia y Paz de Bangladesh fue una de las instituciones que se comprometieron a desinvertir. Bangladesh alberga el mayor campamento de refugiados del mundo, donde más de medio millón de personas viven cerca del Golfo de Bengala. El Golfo de Bengala es sumamente vulnerable al creciente riesgo de tormentas catastróficas que acompañan al cambio climático.

Una pandemia viral y una tormenta catastrófica detendrían a una de las comunidades más vulnerables del mundo, lo que ilustra la necesidad de reparar las fallas que han dejado a las economías cerca del punto de quiebre.

La postura profética de estas 42 valientes instituciones inspiró a una amplia gama de personas, desde Bill McKibben, destacado activista contra el cambio climático hasta veedores de políticas en Bruselas.

Laudato Si’, foto Provincia Británica de Carmelitas

Año Especial de Aniversario de la Laudato Si’

Durante la Semana Laudato Si’, el Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral del Vaticano anunció el lanzamiento del Año Especial de Aniversario de la Laudato Si’, 12 meses de celebración y de incremento en la acción sobre la encíclica.  

El próximo hito mundial en el año de aniversario es el Tiempo de la Creación, la celebración anual de oración y acción por nuestra casa común. Durante el Tiempo de la Creación, los católicos actuarán a partir de la profunda oración y reflexión experimentada en la Semana Laudato Si’. 

El Tiempo de la Creación se celebra desde el 1 de septiembre, Jornada Mundial de Oración por la Creación, hasta el 4 de octubre, Fiesta de San Francisco.

Mons. Bruno-Marie Duffé, secretario del Dicasterio, escribió una conmovedora carta invitando al clero y a los laicos a unirse a este tiempo, con una especial petición a los obispos para que emitan declaraciones al respecto.

Agradecimiento sin palabras

Un espíritu de esperanza, inspirado por el Espíritu Santo, unió a los católicos de todo el mundo durante la Semana Laudato Si’ y de allí en adelante.  Mientras seguimos padeciendo la injusticia y los efectos devastadores de la crisis ecológica, vemos crecer la unidad y el compromiso de los católicos de todo el mundo. 

La familia católica está agradecida con el Papa Francisco, Dios nuestro Creador, Jesús Nuestro Redentor y el Espíritu Santo por mostrarnos que, verdaderamente, «todo está conectado».