La Multiplicación de los Panes y los Peces en Cracovia

January 12, 2017

Por Tomás Insua, Director Ejecutivo del MCMC – 12 de diciembre de 2016

Cuando nos acercamos rápidamente al final de 2016, me gustaría compartir la historia de lo que encontré como un punto clave en nuestro año en el MCMC, este fue una increíble “Multiplicación de los panes y pescado”.  En la campaña de #LiveLaudatoSi en la Jornada Mundial de la Juventud, hace 4 meses en Cracovia, Polonia.

Nuestro primer día en Cracovia fue muy frustrante para mí. Comenzó muy bien, y estaba muy entusiasmado con el fantástico equipo que habíamos reunido con varios miembros de  nuestras organizaciones (Archidiócesis de Manila, CIDSE, CAFOD, CYNESA, Catholic Earthcare Australia y otros) para promover el mensaje Laudato Si ‘en la JMJ. Si tantos de las principales organizaciones líderes de “Laudato Si” estaban  ahí trabajando juntos, el evento era una garantía de éxito.

Screen Shot 2016-11-27 at 12.23.46 PM

 

Pero la realidad resultó ser más complicada de lo que se pensaba. Al final de la misa inaugural de la JMJ empezamos a promover nuestros eventos Laudato Si ‘Eco-Village (que estaban programados a lo largo de la semana) al involucrar a la multitud de casi 1 millón de jóvenes con nuestros materiales promocionales mientras usábamos nuestras camisetas de “Laudato Si”. Las matemáticas eran simplemente abrumadoras: eramos aproximadamente 12 de nosotros invitando a una multitud masiva de 1 millón de personas, y terminamos hablando con un promedio de 500 de ellas.

Las expresiones “Cinco panes y dos peces son todo lo que tenemos aquí” y “¿qué bien es esto si son tantos?” Se volvió realidad, viviéndolo en carne propia.

Pero lo más importante, lo que más me impresionó fue el hecho de que la abrumadora mayoría de jóvenes a los que nos acercamos nunca había oído hablar de “Laudato Si” o del interés más amplio del Papa Francisco en la crisis ecológica. Todos ellos eran católicos muy comprometidos que habían viajado cientos o miles de kilómetros para ver al Santo Padre, pero desconocían uno de los temas clave de la agenda del Papa.

Era un duro recordatorio del tamaño de la pequeña “burbuja de Laudato Si” en la que vivimos muchos de nosotros, que trabajamos promoviendo la ecología católica. La gran mayoría de la Iglesia ha prestado muy poca atención a “Laudato Si”’, lo que es comprensible cuando se examinan los casos de otras encíclicas. Pero lo que hace diferente a esta encíclica es que la urgencia no podría ser más necesaria. Simplemente no podemos permitirnos la adopción de “Laudato Si” en un ritmo lento, ya que son claros los “signos que podemos ver en los que el planeta está llegando a un punto de ruptura” (LS, 61).

Por lo tanto, la tarea de la campaña de esa semana era promover el llamado del “Laudato Si” ‘entre los asistentes de la JMJ. El estar allí, comprometiendo a la Iglesia universal reunida para encontrarse con el Papa Francisco, era un recordatorio de la enormidad del desafío que nos representaba.

Screen Shot 2016-08-01 at 9.21.09 AM

 

Los 4 días siguientes fueron como se planificaron inicialmente, incluyendo algunos eventos en nuestro “Laudato Si” Eco-Village, que fueron convocados en una parroquia de  un parque en los suburbios de Cracovia. Junto con nuestros socios, realizamos algunas  actividades para educar a los peregrinos de la JMJ sobre la llamada ecológica del Papa: un concierto, un taller de animación de  “Laudato Si”’,  estaciones de selfies, etc. Los resultados fueron excelentes y la retroalimentación fue muy positiva. Pero las matemáticas seguían siendo las mismas: habíamos educado a más de 1.000 peregrinos, pero todavía había otro millón de peregrinos fuera de nuestro alcance. Nuestros cinco panes y dos peces seguían siendo muy poco.

Al mismo tiempo el “Laudato Si” estuvo totalmente ausente en los eventos principales  de la JMJ. Se esperaba que, siendo esta la primera JMJ después del lanzamiento de “Laudato Si”, se hablara de la encíclica en la etapa principal del evento, pero no sucedió. Un millón de peregrinos estuvieron presentes a lo largo de la semana, pero no se pronunció ni una sola palabra sobre “Laudato Si” o el cuidado de la creación, aunque hace un mes se conmemoraba el aniversario de acabáramos de “Laudato Si”.

Esto hizo aún más urgente la idea de mostrar el video del cuidado de la creación del Papa que estábamos usando para promover la próxima Temporada de Creación junto con la Red de Oración Mundial del Papa. Este video presentó al Papa Francisco en cámara, invitándonos a orar y cuidar la creación, y tuvo un llamado a la acción para visitar nuestro sitio web de la Estación de la Creación ecuménica.

Nuestra voluntaria polaca, Renata Lukaszewicz, había estado tratando de comprometerse con el equipo organizador de la JMJ, pidiéndoles que incluyeran este video en el programa oficial, pero resultaba difícil obtener una respuesta de confirmación. A medida que pasaban los días  “Laudato Si” seguía ausente del programa así que insistimos y  buscamos formas de contactar al equipo de la JMJ.

Y entonces sucedió lo inesperado. Renata se enteró de que la persona que estábamos buscando, el sacerdote que estaba a cargo del programa oficial para el último día de la JMJ, era el pastor de la parroquia que albergaba nuestro “ Laudato Si” Eco-Village. Así que Renata se dirigió directamente a la oficina parroquial, consiguió el número de teléfono del sacerdote y las cosas sucedieron!

Así se multiplicaron los panes y los peces: el “Vídeo de Creación y Cuidado del Papa” fue proyectado  justo antes de la misa final de la JMJ, frente a 3 millones de personas.

The “September 1st Pope Video” being showcased on WYD screensEl Víde del Papa por el Cuidado de la Creación  mostrdo en las pantallas de la JMJ 

 

Ver el video, junto con esa multitud masiva, fue absolutamente emocionante, uno de los momentos más emocionantes de mi vida. Y fue el único momento en toda la semana de la JMJ en que se mencionaron a “Laudato Si” y el cuidado de la creación, por lo que fue una contribución para recordar a la Iglesia universal congregada en Cracovia sobre la importancia de esta cuestión.

Era tan reconfortante saber que cuando damos todo lo que tenemos por muy poco que pueda parecer, Dios se ocupará de multiplicarlo. Incluso si los cinco panes del MCMC y los dos peces eran minúsculos en Cracovia, fueron suficientes para que Dios los cuidara y multiplicara.


El Vídeo del Papa que fue proyectado en Cracovia

This story illustrates why GCCM’s ministry matters so much. We have a very tiny secretariat (4 full-time staff) serving the Church across the globe and in multiple languages, working hard to bring Laudato Si’ to life together with our committed friends and partners from the GCCM Steering Committee and our broader network of Member Organizations (such as those who helped us run the WYD project in Krakow), plus the Laudato Si’ Animators and the rest of the movement. And even if our resources are incredibly scarce, the fruits of our ministry are very abundant, as accounted in the Top 10 Highlights of GCCM in 2016.

As 2016 draws to a close, I encourage you to continue praying for GCCM and start planning for the busy year ahead. And why not, please consider donating to our ministry so we can expand our programming and global reach to serve the Church to bring Laudato Si’ to life.

HELP US SERVE THE CHURCH

.