Energía solar en la Iglesia de Ravenna

La energía solar está llegando a Ravena,  una iglesia en Kentucky que estuvo ubicada en una de las rutas férreas más grandes para intercambio de carbón en América, por donde transitaban de 11 a 13 trenes de aproximadamente 110 vagones. Este pueblo fue creado como una ciudad de paso en 1915 y mantiene sus festivales ferrocarriles anuales. Sin embargo, en la actualidad transita únicamente un tren de carbón como máximo.

Así mismo, la nueva instalación solar en la Iglesia de Santa Isabel de Hungría tiene la bendición del Obispo John Stowe de la Diócesis Católica de Lexington, quien dice: “La tecnología del panel solar ha recorrido un largo camino y parece que la decisión para solarizar las instalaciones de la Iglesia no sólo será responsable para el bien del planeta sino también contribuirá en la economía de la parroquia “.

Screenshot_3

Instalación de los paneles solares en la Iglesia de Ravenna. 

El Padre Al Fritsch dice que solarizar la propiedad de la Iglesia tiene muchas ventajas. En primer lugar, con una buena administración, se podrá recuperar la inversión en un período de diez a catorce años. Los beneficios no monetarios se extienden a la comunidad y a la región a través de la inspiración para ayudar a preservar la salud de la Tierra. En la actualidad el planeta está sufriendo el calentamiento global, causando una catástrofe inminente con el posible aumento de más de dos grados centígrados en la temperatura global en 2100, y un incremento del 80% del consumo de energía proyectado (en gran parte debido al aire acondicionado).

El sacerdote añade que la solarización de las instalaciones se convertirá en un testimonio para otros grupos de la Iglesia en la comunidad y la región y ayudará a que éstos se quieran unir al cambio. Además, en los Apalaches centrales, donde los combustibles fósiles han sido un pilar del sistema económico, los paneles solares representan un movimiento hacia una nueva economía que ofrece empleo a los antiguos mineros para instalar y mantener dispositivos de energía renovable. Utilizando la energía solar se demuestra que todos tenemos un papel que desempeñar para salvar el mundo. Además, los paneles solares son hermosos; estos arreglos brillantes del ingenio humano utilizan la luz solar gratis.

El miembro del Consejo Parroquial Jack Stickney afirma que, al ser un precursor, especialmente en áreas donde la energía solar no es comúnmente utilizada por las instituciones, las matrices solares dicen sí a un mundo secular en donde la Iglesia está del lado del progreso. Las aplicaciones solares elevan el espíritu y permiten a los feligreses sentirse orgullosos de ser catalizadores del cambio global. Cuando utilizamos combustibles fósiles, nos liberamos del daño a nuestra madre Tierra y difundimos la Buena Nueva a otros con un sentido de logro personal y responsabilidad.

Al Fritsch, SJ, un defensor de la energía solar de interés público durante medio siglo, fue cofundador del Centro para la Ciencia en el Interés Público y en el Instituto Australiano de Políticas Estratégicas (ASPI) en Mt. Vernon KY. Además, autor de numerosos libros e informes sobre energías renovables y dice: “La primera revolución americana fue apoyada en muchas de las iglesias, la segunda hacia una economía de energía renovable debe hacer lo mismo“.

 

traducido por Daniela Carrera del original en inglés.



LIKE US

FOLLOW US